CONTACTA CON NOSOTROS (+34) 964 34 27 40

Frost-trol culmina su traslado a la nueva planta de producción ubicada en Cabanes

Durante la primera quincena de enero, Frost-trol ha terminado el proceso de traslado a la nueva planta de producción de Cabanes, con una orientación 4.0 en la línea de innovación y mejora de la empresa.

La planta Frost-trol Cabanes cuenta con una superficie de 90.000 m2 y la producción está orientada al entorno 4.0 contando con un sistema inteligente intralogístico en el que se gestionan más de 1000 referencias diarias.

Industria 4.0

Frost-trol da un paso más en la evolución productiva y convierte todos sus sistemas de producción en procesos digitalizados y conectados entre sí con el fin de recopilar datos a todos los niveles del proceso para poder analizarlos y realizar acciones en tiempo real consiguiendo operaciones más eficientes.

La producción se convierte así en un proceso de optimización del ciclo del producto generando más integridad, acciones más sostenibles y respeto por el entorno y medioambiente.

Lean Thinking

La nueva metodología de fabricación Frost-trol responde a la filosofía Lean, la cual busca eliminar el gasto en todos los aspectos de la empresa, actividades de producción, relación con clientes, con proveedores, tecnología, gestión de materiales o inventarios, con el objetivo de mejorar la calidad, disminuir el coste y optimizar el tiempo de producción.

La orientación total hacia el cliente es uno de los pilares sobre los que se fundamentan los valores de la compañía, siendo el cliente el centro de los objetivos. Es por ello que la filosofía del Lean Manufacturing busca siempre la excelencia y la permanente eficiencia, con innovación y mejora continua, anticipándose a los posibles fallos y siempre averiguando qué más podemos dar a nuestros clientes para su satisfacción.

I+D+i

Mejorar constantemente es uno de los objetivos principales de Frost-trol, porque la aspiración es fabricar mejores productos, a ofrecer un mejor servicio y a trabajar en continua innovación.

El modelo de crecimiento, basado en la investigación y desarrollo da lugar a una fuerte inversión en los últimos avances en materia tecnológica, siendo conscientes de que la clave para que estas mejoras sean efectivas es conocer mejor las necesidades del cliente para seguir ofreciendo un servicio personalizado y de alta calidad.